Reducir la brecha entre géneros para salir fortalecidos

Compartir en

Este artículo al que llamé Reducir la brecha entre géneros para salir fortalecidos es un intento de darle visibilidad a una temática que ya debería ser parte de la agenda de las organizaciones que se jacten de ofrecer igualdad de oportunidades.

Las nuevas iniciativas económicas que informó el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación para 2021, tienen por objetivo comenzar a reducir la gran brecha existente entre géneros en nuestro país.

Todas las personas que buscamos una sociedad más justa e igualitaria celebramos este tipo de iniciativas, pero sabemos que no son suficientes.

Esta línea de políticas tienen un fuerte impulso en el plano nacional e internacional, ya que los números demuestran que las diferencias de oportunidades entre los géneros son indiscutibles. 

Por ejemplo, en los países centrales vemos, según datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que la “brecha de género existente en ingresos por cuenta propia» en el caso de los emprendedores, llega a superar en algunos casos el 50%. Es decir, que las mujeres perciben un ingreso hasta un 50% menor que los hombres.

Si a esto le sumamos que las posibilidades de acceso al dinero para comenzar un emprendimiento son mucho más bajas en mujeres que en hombres, queda claro que son mayores las dificultades que éstas deben sortear para alcanzar un desarrollo económico.

Desarrollo económico que, claro, las fortalezca y las aleje de la dependencia que conlleva en muchos casos a la sumisión y/o violencias. Por si la aclaración es necesaria, es peor la situación para las personas LGTBI+

Esta brecha económica entre hombres y mujeres se justifica muchas veces desde  «la falta de capacitación» por parte de las mujeres,  pero según los datos estadísticos que recopila el INDEC en Argentina y la OCDE a nivel internacional, este fundamento no sería válido.

Por el contrario, el nivel de formación de las mujeres, sean estudiantes universitarias o aquellas que alcanzaron un título, supera el número de hombres que estudian o han alcanzado algún título. Estos datos no son tan visibles (¿existen?) en relación a las personas LGTBI+.

Ahora bien, sí podemos asegurar que debido a la discriminación y violencia sufridas, muchos de ellos y ellas no lograron finalizar sus estudios.

Por todos estos indicadores y datos estadísticos consideramos oportuno el impulso de políticas con perspectiva de géneros. La ley y las resoluciones de este tipo son fuertes e idóneas para  traccionar la cultura de una sociedad.  

Las organizaciones que quieran trabajar en esta línea y ser precursoras deberán pensar políticas organizacionales que den un salto cualitativo en este sentido.

Asimismo, no sólo deberán contentarse en beneficios impositivos, porque son acciones que repercutirán de manera positiva y significativa en las personas de la organización como de la sociedad en su conjunto.

Para finalizar queremos remarcar que el Estado y las empresas pueden contribuir, mediante cambios en la cultura organizacional, a reflexionar sobre la  naturalización del “cuidado de la familia” y el “trabajo no remunerado del hogar” a cargo casi exclusivamente de las mujeres y comenzar a cambiar lo históricamente instituido.

Si te gustó este artículo Reducir la brecha entre géneros para salir fortalecidos, te invito a dejar tus comentarios y compartirlo en Redes Sociales.

Gabriela V. Garcia
Co-Directora de Serendipia Causal | Partners de Management en Red

Compartir en

1 comentario de “Reducir la brecha entre géneros para salir fortalecidos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.